Una mujer que daba a luz en un hospital destrozado por la explosión en Beirut: "Vi la muerte con mis propios ojos"