Elita envió su foto desde el aeropuerto de Bruselas poco antes de morir