Bruselas sacudida por el terrorismo, cuatro días después de la detención de Abdeslam