Activistas de Extinction Rebellion bloquean el metro de Londres y pasajeros enfurecidos los golpean