El falso cirujano de Miami también inyectó cemento en la cara a una paciente