Un festival infantil de Navidad termina en batalla campal entre las madres