El padre del fotógrafo retenido en Libia Manu Brabo asegura que tiene "optimismo relativo"