El fotógrafo español está en Trípoli, según el régimen libio