Francia decreta el estado de emergencia natural tras la tormenta que dejó un muerto