Francia se blinda, pero no evita la violencia: más de un millar de detenidos y decenas de heridos