Francia y Malta acogerán a parte de los últimos rescatados en el Mediterráneo