Francia regala 10 días de vacaciones a los trabajadores de los sectores más golpeados por la pandemia