Ya está aquí la primera ola de frío siberiano el invierno