Un fuerte incendio amenaza Los Ángeles