Las fuertes lluvias arrancan de cuajo un paso de cebra en Brasil