Las fuertes lluvias han provocado 22 muertes en Filipinas