Los clubes españoles de fútbol se defienden de la acusación de recibir ayudas ilegales