Un glaciar de Islandia se desploma frente a los turistas que tienen que salir corriendo