Glenn Close recoge junto a su perro el premio Spirit a la mejor actriz