Un gobernador austríaco califica de "simpático" a uno de los criminales nazis más buscados