Los incendios forestales arrasan 56.000 hectáreas en Grecia, la mayor catástrofe ambiental del país