La guerra en Libia deja atrapados a cientos de migrantes