El fuego arrasa 20.000 hectáreas en el peor incendio forestal de la historia de Argentina