Dos hermanos viven tres meses con su madre muerta porque no tenían dinero para enterrarla