El héroe gallego que forcejeó con los terroristas en Londres