Los diez asesinatos de Long Island, obra de un solo asesino