Un hombre roba de un sex shop una muñeca erótica valorada en 2.000 dólares