El hombre que ha tomado varios rehenes en una oficina postal en Francia ha sido detenido