La madre del niño de dos años hospitalizado grave por una enfermedad cerebral podrá viajar a EEUU a verlo