Un tercio de la humanidad permanece confinada en sus casas por el coronavirus