Iglesias y monumentos, objetivo de quienes protestan contra el Gobierno de Piñera