El incendio del Algarve comienza a estabilizarse y algunos desalojados regresan a lo que queda de sus casas