El incendio de California ya ha arrasado más de 15.000 hectáreas