El incendio de París deja el edificio totalmente destrozado