Sobrevive a las llamas en el Museo Nacional de Brasil el segundo meteorito más grande del mundo