Un incendio deja sin nada a 50 familias que viven en un poblado de chabolas