El grave incendio de Madeira provoca al menos tres muertos y miles de evacuados