Los ingenieros de Nepal ayudarán a clasificar por riesgo las casas aún en pie