El ex inspector del caso Madeleine pretende reabrir la investigación