El sistema balístico israelí se integrará en la estrategia de EEUU para Oriente Próximo