La primera ministra de Nueva Zelanda y su bebé, protagonistas en la ONU