Todo listo en Brasilia para la toma de posesión del ultraderechista Jair Bolsonaro