Japón, el país donde las personas prefieren el sexo virtual