El fiscal general de EEUU califica de "mentira detestable" la presunta injerencia rusa en la campaña de Trump