Una joven de 20 años muere tras someterse a un aumento de glúteos