La madre que apareció en un hotel con su bebé muerto en brazos defiende ahora a su marido