El Anak Krakatoa, el volcán responsable del tsunami en Indonesia, ha crecido 300 metros en menos de 100 años