La lavandería hospitalaria de Madrid se planta ante el recorte salarial