El ‘Lifeline’ ya está en Malta