Un cambio de look que les hace olvidar 'por un segundo' el cáncer